La ausencia de Edwin Cardona fue la principal sorpresa de la Selección Colombia que se desplazó de Bogotá a Milán para la recta final de la preparación al Mundial Rusia-2018. El volante paisa, autor de tres goles cruciales para la conquista de la clasificación, hizo parte de la preselección de 35 jugadores que el técnico José Pékerman dio a conocer, pero nunca se presentó a la concentración en la capital, en donde debía llegar un grupo más reducido. Hoy en Milán hay 24 futbolistas (en el Mundial solo se pueden inscribir 23) y no está el zurdo, compañero en el Boca Juniors de Wílmar Barrios y Frank Fabra, quienes sí aparecen entre los elegidos.

“Uno como jugador siempre quiere estar y hacer parte de esta fiesta, yo creo que se debe estar sintiendo triste, me imagino, pero bueno, son decisiones que uno no toma, simplemente son decisiones del cuerpo técnico y en eso uno no puede opinar”, expresó Wílmar Barrios.

El cartagenero fue uno de los dos jugadores de la Selección Colombia que hablaron ayer con los medios en Milanello, la sede del Milán, donde se hospedan Pékerman y sus escogidos.

En medio de su comparecencia ante los periodistas, resultó inevitable que le preguntaran a Barrios por su compañero en el Boca, con quien ha hablado la situación.

“Hemos hablado cosas personales, pero son decisiones del cuerpo técnico en las que uno no puede opinar”, aclaró Barrios, cuyo nombre está sonando con fuerza como refuerzo del Tottenham de Inglaterra y el Betis de España.

Sin embargo, Barrios se encuentra desconectado de Boca y de lo que puede ser su futuro en el balompié europeo. Ahora mismo solo piensa en ‘La Amarilla’, en todos los conocimientos y experiencias que puede adquirir.

“Trato de aprenderle todos los días a ‘Carlitos’ (Sánchez), quien es un jugador de mucha experiencia, que tiene mucho tiempo jugando en Europa. También a Abel Aguilar, quien es un jugador de experiencia y le da mucha calidad a la Selección. Cada vez que le dan la oportunidad, juega de la mejor manera”, resaltó Barrios sobre los dos experimentados mediocampistas con los que peleará un cupo en la titular.

“Son los referentes de la Selección que están en la posición de uno y trato de aprenderles”, ratificó.

De todas formas, a pesar de la desventaja que tiene en bagaje con respecto a Aguilar y Sánchez, el bolivarense se siente bien física y futbolísticamente para aportar en el Mundial. “Vengo creciendo, mi momento va a llegar, estoy tranquilo, estoy paciente”.

AFP