El Fluminense y Santa Fe tendrán que dar lo mejor para remontar sendos 2-0.

Fluminense e Independiente Santa Fe necesitan jugar esta semana su mejor partido en el año para arrebatar al Atlético Paranaense y al Junior de Barranquilla los pasajes que tienen a la mano para la final de la Copa Sudamericana.

Tras el partido de ida el duelo de equipos brasileños favorece al Atlético Paranaense, que el 7 de noviembre se impuso al Fluminense por 2-0 en su fortín, la sureña ciudad de Curitiba.

La balanza entre colombianos está inclinada del lado del Junior, el mejor posicionado de cara a la final pues el 8 de noviembre derrotó a domicilio al Santa Fe con un macizo 0-2, por aquello del valor agregado que tienen los goles marcados en cancha ajena.

Sin más margen que replicar este miércoles en Río de Janeiro el 2-0 que sufrió en la ida para llevar la serie a una tanda de penaltis, o golear por 3-0 al Paranaense para avanzar directamente, Fluminense prácticamente ha quedado obligado a jugar un partido con muchas luces y sin ninguna sombra.

El ‘Furacao’ (Huracán) del estado de Paraná, cuya capital es Curitiba, viene preparándose para un choque en el que será clave jugar con orden y paciencia para administrar la buena renta, o aprovecharse de los errores que pueda cometer el rival.

Como el Atlético Paranaense, el Junior llega a la decisión de las semifinales con una renta nada despreciable, pero con tres factores adicionales: los goles los marcó a domicilio, no haber encajado ninguno y jugar en sus pagos de la calurosa Barranquilla.

El Santa Fe, único entre los semifinalistas que ya conquistó una Sudamericana, la de 2015, como mínimo tendría que devolver el golpe este jueves, es decir ganar por 0-2. A cuatro partidos del fin de la Copa Sudamericana la cima de la clasificación de goleadores está poblada por jugadores de equipos que ya fueron eliminados.

De solo 21 años, el creativo del Deportivo Cali Nicolás Benedetti encabeza la lista con 5 tantos, y a uno quedaron el ariete venezolano del Caracas Diomar Díaz y el mediapunta argentino del Defensa y Justicia Nicolás Fernández.

La posibilidad de dar un giro de 180 grados a la historia está en las botas de dos brasileños del Atlético Paranaense y uno del Junior de Barranquilla, Nikao, Pablo y Luis Díaz, alineados con los mismos tres goles.

Partidos de vuelta de las semifinales:

28.11: Fluminense (BRA) – Atlético Paranaense (BRA) Ida: 2-0

29.11: Junior (COL) – Santa Fe (COL) Ida: 0-2

Clasificación de goleadores:

Con 5: Nicolás Benedetti (Deportivo Cali)

Con 4: Diomar Díaz (Caracas) y Nicolás Fernández (Defensa y Justicia)

Con 3: Nikao y Pablo (Atlético Paranaense) y Luis Díaz (Junior de Barranquilla).

EFE