El partido fue suspendido e Independiente de Argentina clasificó a cuartos de final de Copa Libertadores.

El Independiente argentino se clasificó este martes a los cuartos de final de la Copa Libertadores tras empatar a cero con el Santos en el estadio Pacaembu en un partido que fue suspendido a falta de doce minutos por incidentes provocados por algunos fanáticos del club brasileño.

La serie resultó afectada por la decisión de la Conmebol, horas antes del comienzo del partido de vuelta, de conceder al Independiente los tres puntos y una victoria por 3-0 en la ida en lugar del 0-0 que resultó en la cancha.

El conjunto rojo de Avellaneda, que hoy se permitió el lujo de perder un penalti en el minuto 45, se enfrentará en la instancia de los ocho mejores con el vencedor del duelo entre los también argentinos Racing y River Plate, por lo que habrá al menos un representante de ese país en las semifinales del torneo.

El Santos intentó sin éxito la remontada en el estadio Pacaembú ante una afición que pedía venganza tras la decisión de la Conmebol, que hoy declaró a la escuadra paulista perdedora por 3-0 del partido de ida por alinear de manera irregular al uruguayo Carlos Sánchez.

Con más emoción que fútbol, el partido estuvo marcado por las constantes interrupciones debido a las cerca de 50 faltas pitadas y a los incidentes de los últimos minutos con la afición local que obligaron al árbitro a pitar el final antes de tiempo.

El juego se detuvo en el minuto 86 después del lanzamiento de petardos y bengalas por parte de algunos aficionados del Santos y el intento de estos de invadir el césped, lo que obligó a intervenir a las fuerzas de seguridad.

EFE