Uno de los atractivos del juego es que Radamel Falcao enfrentará en Madrid a su exequipo.

El Atlético de Madrid recibe este miércoles al Mónaco en busca de una victoria que le garantice el pase a los octavos de final de la Liga de Campeones.

El equipo rojiblanco marcha en la segunda posición del grupo A empatado a 9 puntos con el líder, el Borussia Dortmund, mientras que por detrás se sitúan el Brujas belga (4 puntos) y el Mónaco (1 punto).

Una victoria daría tranquilidad al Atlético, que también podría asegurarse el pasaporte a la siguiente fase si el Brujas pierde o empata ante el Dortmund en el otro partido de la llave.

El equipo de Diego Simeone llega a este encuentro tras fallar el sábado en su asalto al liderato de la Liga española, al no poder pasar del empate 1-1 con el Barcelona, pero confiado en su fortaleza en casa.

De los 28 encuentros europeos que ha disputado el Atlético de Madrid en su estadio desde que el ‘Cholo’ se hizo cargo del equipo en el invierno de 2011, sólo ha perdido dos y ganado 21.

El Atlético seguirá sin poder contar para este encuentro con las sensibles bajas de los uruguayos Diego Godín y José María Giménez, quienes siguen recuperándose de sus respectivas lesiones musculares, al igual que Juanfran Torres.

Diego Costa, que sufrió molestias en un pie y tuvo que ser sustituido en el partido contra el Barcelona el sábado, no se entrenó este martes y podría dejar su lugar al croata Nikola Kalinic para acompañar al francés Antoine Griezmann.

Falcao vuelve a casa

En el eje de la defensa, Lucas Hernández y Stefan Savic deberían ocupar los lugares de Godín y Giménez con la principal misión de parar al delantero colombiano Radamel Falcao, que vuelve a la que fue su casa.

El ‘Tigre’, que pasó dos temporadas en el Atlético de Madrid (2011 a 2013) cuando todavía jugaba en el Vicente Calderón, fue el autor del gol del Mónaco el pasado fin de semana en la victoria sobre el Caen 1-0 en la Liga francesa, con el que se cortó una racha de 16 partidos oficiales sin ganar.

“Es muy importante. Hemos buscado esta victoria desde hace tiempo y hemos pasado por un momento muy difícil, pero todos juntos hemos conseguido esta victoria”, decía tras el partido el delantero colombiano de un Mónaco que no atraviesa su mejor momento.

Colista de su grupo en ‘Champions’ con un empate y tres derrotas, el Mónaco también es penúltimo en la liga francesa tras 14 jornadas y su técnico, Thierry Henry, se muestra prudente a la hora de considerar que esta victoria ante el Caen pueda marcar un cambio de dinámica.

“Esto nos puede traer algo de serenidad. Veremos cómo sigue la cosa, es mejor cuando uno gana, pero no vamos a lanzar las campanas al vuelo, esto no es más que el principio, quedan muchos partidos y batallas por venir”, dijo Henry tras el encuentro.

El miércoles, el Mónaco tiene una prueba de fuego sin derecho a fallo si quiere mantener alguna esperanza de luchar por el tercer puesto de la llave.

AFP