Casi que no. Junior pegó primero ante Guaraní y lo venció 1-0 en un juego en donde la falta de definición fue la gran invitada, pero sobre el final, Yimmi Chará perforó la muralla Legendaria para así obtener un resultado valioso en sus aspiraciones de llegar a la fase de grupos de la Copa Libertadores.

Los dirigidos por Alexis Mendoza tenían una nueva prueba ante un equipo que en Colombia no conoce la victoria, pues el Legendario acumuló ocho juegos disputados en territorio cafetero con un saldo de cinco derrotas y 3 empates (incluida su derrota ante Junior). No obstante, el juego no fue fácil. El Tiburón sin duda salió a devorar a su rival, aunque no contó con la suerte necesaria.

En la primera mitad el local jugó prácticamente en terreno del rival. Chará, Teo y Ruíz insistieron sobre la vaya defendida por el golero Víctor Centurión, pero la falta de definición y las manos salvadoras del portero no permitieron que Junior se fuera arriba en el marcador en la primera mitad.

Guaraní tuvo sus opciones, aunque muy escasas. En los primeros 45 minutos de juego, el Aborigen inquietó de manera peligrosa en dos ocasiones, pero por fortuna del Tiburón, Sebastián Viera estuvo inmenso y evitó la caída de su arco, para que así, los equipos se fueran al descanso sin hacerse ‘daño’.

Para la segunda mitad, los papeles y la intención no cambiaron mucho. Sin embargo, el visitante se vería en aprietos cuando al minuto 64, Pablo Velásquez sería expulsado por una falta fuertísima sobre el defentor Tiburón, Rafael Pérez.

A pesar de la superioridad numérica, Junior no encontraba el camino del gol. Aunque lo intentaba por todos los caminos, el grito de festejo no se hacía presente en el Metro. Mendoza movió el banco e ingresó al ‘loco’ Jonatan Álves, con la intención de poder doblegar la muralla del rival y poder convertir el tanto que encaminara la victoria Rojiblanca.

Sin embargo, no fue fácil. La noche para los atacantes junioristas era negra y obscura a pesar de que las opciones de gol eran del local. Pero fue solo hasta el final que la celebración diría presente. Faltando 10 minutos para el final, Teófilo Gutiérrez puso un preciso pase para Luis Díaz, y este a su vez, dentro del área, la tocó como pudo para que Yimmi Chará, con frialdad, mandar a guardar el balón y poner a Junior arriba en el marcador.

Finalmente, le bastó a Junior el 1-0 para hacerse con la victoria. Los Tiburones ahora deberán visitar nuevamente el Defensores del Chaco en Asunción, para acceder a la fase de grupos de la Bridgestone Libertadores 2018.