Con goles de Teófilo Gutiérrez y del lateral Marlon Piedrahita, el Junior de Barranquilla se llevó este jueves un valioso triunfo por 0-2 de su visita al Independiente Santa Fe en la final de ida de la Copa Sudamericana y acaricia su primera final continental.

En el duelo disputado en el estadio El Campín de Bogotá, los barranquilleros se impusieron a los cardenales con una destacada actuación de Gutiérrez, el creativo Jarlan Barrera y del extremo Luis Díaz, que les permite soñar con la final que se les escurrió de las manos el año pasado ante el Flamengo de Brasil.

Twitter

Además, rompieron un maleficio de diez años sin poder ganar a los ‘cardenales’ en Bogotá. Al final de cuentas, los rojiblancos ganaron el partido más importante de la década.

El VAR también fue protagonista ya que el árbitro lo utilizó dos veces. La primera fue para validar el gol de Teo, que el juez de línea anuló inicialmente por un inexistente fuera de lugar, y el segundo para expulsar al central santafereño Javier López por una fortísima falta sobre Barrera.

Los bogotanos, dirigidos por el uruguayo Guillermo Sanguinetti, tendrán que remar contracorriente para revertir la situación el próximo 29 de noviembre cuando jueguen en el estadio Metropolitano Roberto Meléndez de Barranquilla.

Twitter

El ganador de la llave jugará la final contra el vencedor de la serie entre los brasileños Atlético Paranaense y Fluminense, cuyo partido de ida ganó el equipo de Curitiba por 2-0.

EFE