El gran duelo de la jornada 5 del grupo H de la Copa Libertadores llegó. Junior de Barranquilla recibió en el Coloso de la Ciudadela, el actual líder de la Superliga Argentina, Boca Juniors, en donde se disputaban no solamente tres puntos, sino además, la posibilidad de clasificar a falta de una fecha, a la siguiente instancia de la Copa.

En un partido clave, en el que Júnior pudo sentenciar su paso a la siguiente fase de la Copa Libertadores, el equipo barranquillero no supo administrar la ventaja en el estadio Metropolitano y terminó igualando 1-1 con Boca Juniors de Argentina. Noche especial para Luis Carlos Ruiz, quien puso el tanto para el cuadro local, pero también fue el autor del autogol que le permitió a los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto llevarse un punto de la capital del Atlántico.

El partido comenzó picante luego de que Carlos Tévez le negara el saludo a Teófilo Gutiérrez, un declarado admirador de River Plate, luego de los actos protocolarios. Ya en el juego los visitantes tuvieron la primera oportunidad de anotar a los cinco minutos con un remate rastrero de media distancia de Tévez que exigió Sebastián Viera, quien mandó el balón a un costado.

La respuesta del Júnior no tardó, pues comenzó a hacerle daño al conjunto xeneize por los costados gracias a la movilidad de Gutiérrez, Yimmi Chará y Yony González, que causaron muchos problemas a la defensa rival y la incomodaron.

El juego cambió cuando el árbitro concedió un penalti, inexistente, en el minuto 30 por una supuesta falta del mediocentro Wílmar Barrios sobre el lateral Marlon Piedrahita, cuyas proyecciones incomodaron a los defensores bonaerenses durante todo el primer tiempo.

Ruiz ejecutó pero estrelló el balón contra el vertical izquierdo del portero y a continuación tomó el rebote para anotar el 1-0 a favor del conjunto barranquillero. Los argentinos quedaron aturdidos tras esa jugada y el Júnior, liderado por un Gutiérrez brillante que hizo mucho daño a espaldas de Barrios, trató de aumentar la diferencia pero careció de efectividad en el cierre de la primera etapa.

Boca aprovechó eso y salió a devorarse al conjunto local en el segundo tiempo. Pablo Pérez, Tévez y Barrios comenzaron a buscar por los costados a Emanuel Reynoso y Cristian Pavón con toques de primera intención que desacomodaron a la defensa local. El empate llegó a los cinco minutos en un tiro libre desde el costado izquierdo que cobró Pavón y cabeceó Ruiz hacia atrás para meter el balón en propia puerta.

Junior no volvió a encontrar la claridad que tuvo en la primera mitad y tuvo muchísimas dificultades para romper a la defensa de Boca, que lució más organizada que en los 45 minutos iniciales.

Los visitantes tampoco lograron volver a generar peligro pero el partido, muy luchado en el centro del campo, mantuvo la misma intensidad hasta que el ecuatoriano Roddy Zambrano pitó el final. Ahora, los dirigidos por Julio Comesaña deberán ganarle a Palmeiras en Sao Paulo para acceder de manera directa a la siguiente ronda del torneo continental y en caso de no hacerlo deberán espera a que Alianza Lima, ya eliminado, no pierda con Boca Juniors en La Bombonera.

*Con información de EFE