El equipo brasilero fue superior a Júnior en los cobros desde el punto penal y se consagró como campeón de la CONMEBOL Sudamericana 2018.

En el marco de la gran final de la Conmebol Sudamericana, Junior de Barranquilla visitó al Atlético Paranaense, buscando quedarse con la otra mitad de la gloria, tras empatar a un gol en el compromiso de ida.

El compromiso comenzó muy rápido. El césped facilitaba que la pelota rodara rápidamente y a los cinco minutos del partido, tras un cobro de tiro libre, Felipe cabeceó el balón y este se fue encima del arco. Minutos más tarde, Jarlan sacó un remate luego de un pase de Teófilo Gutiérrez, y el balón se fue por arriba.

Raphael Veiga cobró un tiro libre que logró controlar Sebastián Viera. Respuesta a esta acción, Teófilo intentó con un remate colocado pero el portero estuvo atento para cuidar la portería. Minutos antes de la apertura del marcador, Marcelo remató de media distancia y Viera se exigió para desviar el balón.

Al 26’, Felipe aprovechó un gran error que cometió Junior en la salida del balón y lo recibió el delantero, quien venció a Viera con un remate por el piso.

Cortesía

Tras el tanto, el club ‘rojiblanco’ tuvo más la posesión del balón en búsqueda del rápido empate en el marcador y seguir soñando con la posibilidad del título.

Para el comienzo de la segunda mitad, rápidamente Felipe volvió a asustar a los visitantes, sacando un remate rasante que exigió a Viera, quien se estiró y desvió el esférico. Después de esta acción, Junior retomó el balón y en el 53’, Luis Díaz sacó un remate que desvió el portero a puro reflejo.

Cuatro minutos más tarde, Jarlan cobró un tiro de esquina que desvió Jefferson Gómez y se encontró Teófilo para dar el toque final y marcar el 1-1 parcial, y 2-2 global. Un minuto más tarde, Díaz tuvo la oportunidad de ampliar la ventaja pero fue sancionada una jugara de fuera de juego tras su remate desviado.

Cortesía.

El ‘tiburón’ mantuvo el ritmo de juego para irse arriba. Al 64’ Díaz aprovechó un mal rechazo en la defensa de Paranaense para sacar un remate que controló en dos tiempos el portero local. Después, Teófilo tuvo tiempo de acomodarse al borde del área y remató colocado al poste derecho, pero salió desviado su tiro.

Jarlan, Díaz y Teófilo fueron el tridente que comandó a Junior al ataque, buscando de contragolpe el segundo tanto. Al 68’, Jarlan entró al área, tuvo su intento y el balón dio en la parte externa de la malla.

Al minuto 79’, Yony González, quien había ingresado pocos minutos antes, inició un contragolpe, entró al área, enganchó y sacó un remate que desvió un defensor al tiro de esquina.

Antes de finalizar el tiempo reglamentario y comenzar el tiempo extra, Marcelo remató en el borde del área tras un rebote de tiro de esquina y el balón pasó cerca del arco de Viera.

Díaz, al 96’, se inventó una chalaca en el área luego de dominar el balón con el pecho y su remate salió por encima del arco, y pocos minutos más tarde, Teófilo sacó un remate suave al cuerpo del arquero.

Al 101’ hubo una jugada polémica en el compromiso. González recibió un pase de Jarlan, amagó y fue derribado en el área, los jugadores del Junior reclamaron pero el juez no tuvo la necesidad de apoyarse en el VAR y continuó el juego.

En el segundo tiempo se repitió la jugada pero esta vez el juez no dudo en sancionar la falta. González recibió el balón, en esta ocasión de Teófilo, y fue derribado por el portero. Al 111’, Jarlan fue el encargado de tomar el esférico y ejecutar el cobro, pero salió muy desviado del arco.

Cortesía

Pocos minutos más tarde, Paranaense se volvió a aproximar al arco de Viera. Bergson sacó un remate potente de media distancia al poste derecho del portero uruguayo, quien se estiró y salvó a su equipo.

Los 120 minutos finalizaron con igualdad en el marcador y el campeón se definió a través desde los cobros del punto blanco del penal.

En la serie, por Junior comenzó Luis Narváez, quien pateó duro al centro del arco y marcó. Seguido, marcó Jonathan. Gabriel Fuentes fue al segundo cobro y estrelló el balón en el travesaño. El segundo cobro local lo definió Veiga. Pérez cobró el tercero del Junior y marcó. Bergson, para los locales, marcó el tercero para Paranaense.

Teófilo fue al cuarto cobro ‘tiburón’ y lo mandó sobre el travesaño. Renan Lodi pateó el cuarto cobro para los brasileros y lo envió a fuera del arco. Viera fue el encargado de cobrar el quito disparo del Junior y marcó. El defensor central Thiago Eleno marcó el tanto definitivo para Paranaense, que se corona como campeón de la Conmebol Sudamericana 2018.

Cortesía

Mpsportimage.com