Los locales esperan sacar ventaja en el Metropolitano de Barranquilla, que esta temporada se ha convertido en un fortín: de los 11 encuentros disputados, ganaron siete, empataron tres y perdieron uno.

El Júnior y el Medellín tratarán este sábado de atestar el primer golpeen la final de ida de la liga colombiana en Barranquilla, donde ambos clubes sacarán sus mejores armas para buscar la ventaja de cara a la vuelta que se disputará el próximo 16 de diciembre.

Los locales, que el miércoles pasado empataron 1-1 con el Atlético Paranaense en la final de ida de la Copa Sudamericana, llegan motivados al encuentro por el buen rendimiento que vienen mostrando en las últimas semanas. Liderados por el delantero Teófilo Gutiérrez y el veterano portero uruguayo Sebastián Viera, los barranquilleros esperan hacerse fuertes en el estadio Metropolitano Roberto Meléndez, un fortín donde han disputado 11 partidos de liga, de los cuales ganaron 7, empataron 3 y perdieron uno.

El técnico del Júnior, el colombo-uruguayo Julio Comesaña, no contará para este juego con el centrocampista Leonardo Pico, quien sufrió la semana pasada una fractura del tercio distal de radio en antebrazo izquierdo, mientras que el central Willer Ditta se sigue recuperando de un esguince de tobillo.

Sin embargo, el entrenador reservó a 22 jugadores para este partido entre los que sobresalen, además de Viera y Gutiérrez, el extremo Luis Díaz, el creativo Jarlan Barrera y el lateral Marlon Piedrahita, tres de las piezas claves del buen momento del Tiburón. Para llegar a la final el equipo caribeño terminó de sexto en la fase regular del torneo con 32 puntos y se deshizo de La Equidad en los cuartos y del Rionegro Águilas en las semifinales. El goleador del equipo es el extremo Díaz, que ha anotado nueve tantos en el Torneo Clausura.

Por su parte, el Independiente Medellín, dirigido por el ecuatorianoOctavio Zambrano, llega descansado al encuentro luego de que la División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor) aplazara una semana el juego de ida por la clasificación del Júnior a la final de la Copa Sudamericana. El Poderoso solo tendrá como baja al extremo Rodin Quiñones, quien no fue inscrito en este torneo por una fractura en el quinto metatarsiano de la que aún se recupera.

Quienes si estarán son el argentino Germán Cano, goleador del campeonato con 18 anotaciones; el centrocampista Andrés Ricaurte, uno de los jugadores más destacados del Torneo Clausura, y el veterano portero David González, de notables actuaciones en las últimas jornadas. Como preparación para el partido, el Medellín disputó dos amistosos esta semana: uno contra su equipo sub’20 que ganó 1-0 con un gol de Cano y otro contra el Rionegro Águilas que empató 0-0.

Para el portero González, el Tiburón y el Poderoso han ido creando en los últimos años una “rivalidad” por los títulos que han disputado, razón por la cual cree que ambos equipos se conocen bien. Entre tanto el ecuatoriano Zambrano considera que lo que está haciendo su rival en ambos torneos que disputa “es importante”, aunque cree que será clave que los barranquilleros “van a tener que regular cargas”.

Para llegar a la final, el equipo antioqueño terminó en el quinto lugar de la fase regular del torneo con 34 puntos, producto de nueve triunfos, siete empates y tres derrotas. En los cuartos de final eliminó al Atlético Bucaramanga y en las semifinales batió al campeón del Torneo Apertura, el Deportes Tolima. En los últimos dos años y medio ambos equipos disputaron dos finales: la del Torneo Apertura de 2016, en la que se impuso el Independiente Medellín, y la de la Copa Colombia del año pasado, que ganó el Júnior.

El partido de vuelta de la final de la liga colombiana se jugará el domingo 16 de diciembre en el estadio Atanasio Girardot de Medellín.

EFE