No fue el debut soñado, pero si estuvieron a la altura. Las Tiburonas de Junior hicieron su estreno de visitante en la Liga Femenina colombiana con un empate sin goles ante Envigado.

Las rojiblancas hicieron un gran partido. Fueron superiores al conjunto antioqueño y contaron con las opciones más claras del partido.

A través de la pelota quieta y en jugadas en movimiento, las Tiburonas tuvieron oportunidades para conseguir su primer triunfo en el torneo, pero no estuvieron final al momento de definir, por lo que se tuvieron que conformar con un empate.

Lo cierto es que, Junior femenino, demostró que tiene potencial para jugar a nivel profesional. Los refuerzos demostraron su categoría y las jugadoras locales cumplieron con su primer partido a nivel profesional. Es la primera vez que jugaban de manera oficial y dieron la talla como equipo.

Primer tiempo

Las rojiblancas arrancaron con ímpetu el encuentro. Las ansías por hacer las cosas bien en cada acción eran notorias, por lo que los primeros 20 minutos del equipo fueron de transición.

Nicole Reigner y Daniela Montoya eran las que trataban de sostener al cuadro barranquillero con pases cortos y seguros. El cambio de ritmo lo aportaba la delantera venezolana Cinthia Zarabia.

Envigado lucía más aplomado y llegaba con mayor profundidad al arco currambero, que contaba con la experiencia de Sandra Sepulveda, quien controló varios ataques del equipo antioqueño.

El cuadro local anotaría el primero del partido, pero el árbitro acularía el tanto por fuera de lugar.

Junior reaccionaría con un tiro libre peligroso de Reigner. La rubia apuntó al palo de la arquera y el disparo pasó cerca.

El primer tiempo terminaría sin acciones peligrosas para ambos bandos. Las Tiburonas estaban a la altura de su debut a nivel profesional.

Segundo tiempo

La parte complementaria inició con el dominio de la pelota por parte del conjunto local, pero sin mucha trascendencia en el área rojiblanca.

Las Tibruronas responderían con un contragolpe furioso después de un tiro libre de Envigado. Tras una serie de rebotes el balón cayó en los pies de Kelly Peduzine, que asistió a Cristin Granados, quien sacó un disparo fuerte que pegó en el poste largo del arco antioqueño.

El gol estaba cerca para el cuadro barranquillero. Nicole Regnier volvería estar cerca con un tiro libre de costado, que impactó en el costado de afuera de la red.

El técnico Álvaro Nuñez se la jugaría en los últimos minutos. El estratega metió a la ‘joya’ de 14 años Iranis Centeno por Regnier.

Minutos después de su ingreso, generó peligro. La jovencita asistió a Granados, que en un mano a mano frente a la portera, no pudo gritar el gol. La atacante de Junios disparó al cuerpo de la guardameta.

Fue la jugada más clara y pudo ser el gol del triunfo para el equipo barranquillero que cumplió en su estreno en la Liga Femenina con un empate.

Fuente: zonacero.com