La estrella española reaparece en este Open de Australia después de su baja desde el Abierto de Estados Unidos, donde abandonó por lesión en semifinales ante el argentino Juan Martín Del Potro.

El español Rafa Nadal, número 2 del mundo, se clasificó sin ningún problema para la tercera ronda del Abierto de Australia, este miércoles, tras superar al local Matthew Ebden (48º) por 6-3, 6-2 y 6-2.

Es la segunda víctima australiana seguida para Nadal, ya que en la primera ronda en Melbourne había derrotado a James Duckworth (238º), igualmente en tres sets, aunque entonces perdiendo más juegos (12 por los apenas 7 de este miércoles).

En la siguiente etapa, en busca del billete para octavos de final, Nadal se enfrentará a otro tenista australiano, Alex de Miñaur (29º), que venció al suizo Henri Laaksonen (166º) por 6-4, 6-2, 6-7 (7/9), 4-6 y 6-3. De Miñaur, de padre uruguayo y madre española, fue campeón el pasado fin de semana en el torneo de Sídney.

En su segundo partido en el circuito ATP después de un poco más de cuatro meses sin competir, Nadal rindió a buen rival. Con un 81% de primeras bolas, dominó bien con su servicio, salvo en dos ocasiones, al principio del partido y al final, pero salvó las cuatro bolas de ‘break’ que consiguió su adversario.

“Estoy regresando y al principio no es fácil evaluarte, pero creo que he jugado un partido sólido. He sacado muy bien, he conseguido muchos golpes ganadores”, celebró el mallorquín.

Nadal, campeón de 17 torneos del Grand Slam, está reapareciendo en este Open de Australia después de su baja desde el Abierto de Estados Unidos, donde abandonó por lesión en semifinales ante el argentino Juan Martín Del Potro.

La estrella española de 32 años se lesionó en octubre en la zona abdominal y en noviembre se sometió a una artroscopia en el tobillo derecho, antes de tener un problema en un muslo que le forzó a renunciar ya este mes de enero a tomar parte en el torneo de Brisbane. Antes del Abierto de Australia únicamente se le había podido ver jugando en dos partidos de exhibición, uno en Abu Dabi a finales de diciembre y otro en Sídney la pasada semana.

AFP