Junior no levanta el vuelo en Liga y cayó en su casa 1-0 ante el ‘Blanco Blanco’.

Once Caldas sacó un importante triunfo en su visita al Metropolitano, en el juego válido por la octava fecha de la Liga Águila II. La victoria la conquistó gracias al tanto de Javier Reina a cinco minutos de terminar el compromiso.

El primer tiempo fue un solo de Junior. Desde el arranque, el equipo Tiburón fue más que su rival. Venía de un empate 0-0 con Envigado y un triunfo en Liga ante su gente era necesario.

En la parte ofensiva, Junior arrancó con un cuarteto novedoso respecto a lo que venía mostrando. Teo Gutiérrez y Daniel Moreno en la parte más alta y con dos venezolanos (Yohandry Orozco y Luis González) por las bandas. Esta figura tuvo mucho desequilibrio en ofensiva, pero la falta de definición, no le permitió a Junior transformar esas opciones en goles.

Al minuto 14, Yohandry Orozco por poco la invoca de pelota quieta. El venezolano cobró un tiro libre casi que perfecto, pues no ingresó. La ejecución fue muy buena pero infortunadamente el esférico pasó rozando el palo izquierdo del golero Ortiz y se fue afuera.

Un minuto más tarde, Freddy Hinestroza ganó la raya y con un centro a ras de piso, encontró a Daniel Moreno dentro del área pero su remate se fue por encima del arco. Al 19′ del compromiso, nuevamente Yohandry Orozco se asomó con peligro pero su remate se fue desviado.

Era el Tiburón amo y dueño del partido, pero no tenía la eficacia para reflejar ese dominio en el marcador. Sin embargo, con el pasar de los minutos, la ‘polvora’ de Junior se fue apagando y su tenencia de balón fue inerte.

Al término del primer tiempo, Daniel Moreno tendría dos chances. Una luego de una excelente habilitación de Teo pero su disparo fue detenido por el golero Ortiz y la otra, tras una gran jugada colectiva, fue un remate que se fue muy por encima.

El segundo tiempo fue otro ‘cantar’. Once Caldas salió con otra idea y subió sus líneas, tanto que Junior dejó de tener el balón y se alejó del portero rival.

Con un gran trabajo táctico y mucho orden, el Blanco le ‘pintó’ la cara a Junior. No lo dejó pensar y poco a poco fue metiéndose en el partido y acercándose con peligro al arco de Sebastián Viera, tanto, que el portero uruguayo comenzó a vestirse de héroe.

En el minuto 57, el ‘ángel’ del arco Tiburón tuvo dos intervenciones importantes que evitaron ver su arco vencido. En la primera puso a prueba sus reflejos luego del desvió de Lemus dentro del área tras el centro de la ‘muerte’ y en el rebote, tuvo que estirarse para atajar el remate de Enrique Serje.

En adelante el cotejo se volvió insípido. No se hacían daño ambas escuadras y Junior perdió el control del juego tras cederle el balón al Caldas. Teo puso en aprietos una vez más al portero Ortiz que reaccionó bien; y esto sería todo en ofensiva del Tiburón en lo que restaba del segundo tiempo (25 minutos).

Cuando la noche caía sobre el ‘Coloso de la Ciudadela’, Once Caldas capitalizaría el buen trabajo hecho en todo el segundo tiempo. Tras un disparo cruzado que se estrelló en el palo izquierdo, Javier Reina aprovecharía el rebote para mandar el esférico a guardar y darle la victoria a su equipo por la mínima.