Los de Barranquilla obtuvieron un difícil empate con Tolima en Ibagué y son los finalistas del Grupo A.

La hegemonía del ‘Tiburón’ en el rentado nacional parece no tener fin. Esta noche Junior sufrió, luchó y guerreó (con un hombre menos en la segunda mitad) ante el Tolima para conseguir un agónico empate 2-2 en el estadio Manuel Murillo Toro y cerrar el cuadrangular como único líder del Grupo A y ser el primer finalista de la Liga Águila II-2019.

Conseguir la hazaña de enlazar tres finales de Liga consecutiva no fue tarea fácil. El elenco ‘Pijao’ complicó desde el arranque al visitante y, bien temprano, cuando el reloj apenas marcaba el minuto 7, se fueron adelante en el marcador gracias a un cabezazo certero del defensor José Moya para mandar el esférico dentro de la red y vencer al golero Sebastián Viera.

Sin embargo entre la conmoción de ir con el resultado en contra, Junior encontró la igualdad solo 5 minutos después. Como calcando el gol de Tolima, el central German Mera aprovecharía un tiro de esquina para atacar el balón con su cabeza y así bañar al guardameta William Cuesta, que en vano hizo sus esfuerzos para evitar que ese balón terminara contra las piolas.

Pero la avalancha del ‘Vinotinto y Oro’ no claudicaría tan rápido. Minutos después del empate del ‘JuJu’, los dirigidos por Alberto Gamero volvieron a aventajarse en el marcador gracias al tanto conseguido por Danovis Banguero luego de engañar completamente a Viera en el cobro desde el punto penal.

No obstante la situación para el visitante se pondría más oscura. Sobre el minuto 58, Gabriel Fuentes cometió una infracción infantil que, con la ayuda de la exageración de Anderson Plata, compraron la roja directa que le mostró el juez del compromiso Andrés Rojas.

La debacle del Bicampeón pudo llegar sobre el minuto 70, cuando en una jugada muy rápida, Jorge Ramos estrelló el esférico contra el vertical derecho de Sebastián Viera; lo que pudo seer el 3-1 que sentenciara el comprmiso.

Pero lo que pudo ser la ‘horrible noche’ del conjunto Barranquillero, encontró en Edwuin Cetré un ‘libertador’, un ‘Mesías’ que lo sacó de las tinieblas a la luz, un minuto más tarde después del postazo de Ramos. Cetré le puso el ‘moño’ a la exquisita jugada previa de Luis González, quien se llevó a tres rivales y habilitó a lo Ronaldinho (mirando para otro lado) al 28 de Junior y este sin titubear, sacó un potente remate a ras de piso que se le coló al arquero William Cuesta, y el visitante volvía a poner en orden el marcador para ser nuevamente finalista.

En los minutos restantes el ímpetu del local metió a Junior nuevamente en su área, pero este supo contener y aguantar hasta el final de los 5 minutos de adición, para conseguir el empate que le diera el acceso a una nueva final de Liga (tercera consecutiva) y eliminar (como el semestre anterior) al conjunto de Alberto Gamero.

Ahora Junior aguarda por su rival que saldrá este jueves del Grupo B, donde América, Santa Fe y Cali intentan hacerse al último cupo para disputar la gran fiesta de fin de año.