El colombiano Vladimir Marín abandonó la dirección técnica de la selección femenina de Paraguay, dos días después de su presentación, al conocerse que no dispone del título de entrenador necesario para dicho fin, según informó este viernes el propio exjugador en medios locales.

Marín, quien fue presentado el pasado miércoles como el entrenador que guiaría a Paraguay en la Copa América que se disputará en abril en Chile, explicó que todavía no ha culminado el curso necesario para asumir su cargo al frente de la Albirroja.

En ese sentido, Marín afirmó que todavía le faltan seis meses para concretar los estudios que le acrediten como entrenador profesional para esa categoría y que deja la dirección técnica, pese a haber incluso dado la lista preliminar de convocadas para la competencia en Chile.

Desde la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF) no ofrecieron información al respecto de la salida de Marín, pero el propio entrenador anunció que deja el banquillo en radios y televisiones locales.

Marín había asumido hace dos días y había dirigido a las futbolistas paraguayas en varias prácticas en la ciudad deportiva de la APF en Ypané, en el Gran Asunción, donde se preparan para llegar en buena forma a la Copa América.

Tampoco se ha concretado quién sustituirá al colombiano en el banquillo ni cómo ha podido suceder este malentendido en cuanto a su calificación profesional.

De 38 años, el exdefensor colombiano se retiró el año pasado como jugador del Sportivo Luqueño.

En su dilatada carrera militó en equipos de Argentina, Colombia, México, Bolivia y Brasil.

Como entrenador, dirigió al equipo femenino sub’18 del Luqueño.

En la Copa América femenina el mejor resultado de Paraguay fue un cuarto puesto en 2006, cuando perdió ante Uruguay el partido por el tercer y cuarto puesto.

EFE

Te puede interesar